domingo, 4 de enero de 2015

ANTE LOS PROCESOS DE CONFLUENCIA

En política, las formas son el fondo.
En Ganemos Alcorcón trabajamos desde su nacimiento por la confluencia de las fuerzas de progreso, con las esperanzas puestas en el objetivo de conseguir instituciones democráticas, empezando por los ayuntamientos, al servicio de todos los ciudadanos.

Sabemos de las dificultades de esta tarea y que la empresa sólo será viable desde el mayor respeto a los procesos internos de las organizaciones concernidas y, en justa reciprocidad, exigiendo el destierro de métodos tóxicos que pudieran hacer peligrar el buen fin propuesto.
Por ello, y como entendemos que no todo vale en la lucha política, nos hemos dotado de un Código Ético en el que, entre otras cosas, asumimos que1. La discrepancia ideológica, base de la sociedad democrática, no se debe traducir en carencia de respeto mutuo. El respeto a la dignidad de la persona es la base del ejercicio democrático y debe regularse siempre desde el espíritu del diálogo, el juego limpio y la veracidad.

2. Deben respetarse mutuamente la vida privada, las creencias y los estilos de vida personales y no utilizar la esfera privada como argumento en el debate público.
Creemos firmemente que la ausencia de este compromiso está en el origen del desolador panorama político en que nos encontramos, y sería perseverar en el errorno eludir determinadas prácticas, muy propias de la “vieja escuela”, cuando precisamente de lo que se trata es de inaugurar la era de la nueva política.

No tratamos de dar lecciones ni de imponer a nadie nuestra forma de hacer, pero estamos convencidos que la confluencia tendrá un gran contenido ético o no será posible.

Ganemos Alcorcón


sé EQUOlogico