miércoles, 26 de octubre de 2011

El Alcalde no sabe si podrá pagar la nómina

En miércoles...En mi barrio, Manuhermon

Leo en un titular del periódico ‘Gente’, que el Sr. Alcalde ‘’David Pérez, no sabe si podrá pagar la nómina’’. Lo primero que se me ocurrió fue decirle que tomara el dinero de agitación y propaganda (publicidad lo llaman). En esas campañas con fotos de color en carteles inmensos por todas partes y prensa, que deben costar una pasta, total para decir lo que van a hacer. Pues háganlo y ahorren la campaña publicitaria, servirá para pagar alguna nómina municipal. Si no hay dinero, no lo derroche en cosas que no mejoran a los vecinos, como la publicidad.

Bajo el titular de ‘Gente’ y en su interior, fotos típicas a que nos tienen acostumbrados el equipo de gobierno del PP, con el Sr. Alcalde cerca de un empleado municipal trabajando. Supongo que lo hacen dentro de una campaña de agitación y propaganda, (que ahora llaman publicidad), para acercar al Sr. Alcalde a los vecinos y que vean que se preocupa de las tareas de sus operarios.

Claro que, no se han planteado que las fotos también dan la sensación de que no tiene otra cosa que hacer. O que quizás transmitan una sensación como si lo prioritario fuera salir en fotos, igual que la gente de las revistas del corazón y no tanto el trabajo por el pueblo. Salir en fotos no es trabajar por los vecinos y además cuesta dinero llevar cámaras y fotógrafos tras uno y se pierde tiempo y gastan esfuerzos.

Sí, la publicidad es bastante utilizada en la Comunidad de Madrid como agitación y propaganda, representando un gran componente del gasto, de ahí procede el aprendizaje y uso en nuestro pueblo, veremos al final las cifras gastadas en este capítulo. Que proporciona resultados para ellos, es evidente, por eso gastan dinero en ella, pero solo beneficia a quienes lo cobran y quienes lo presumen, y no a los vecinos.

Pero volvamos al titular y la idea de fondo que transmite abrumadoramente, el Sr. Alcalde y su equipo de Gobierno. Que el Ayuntamiento tenía deuda, era conocido públicamente a través de las cifras publicadas cada año por el Ministerio de Economía, que era mayor al sumar la deuda de proveedores, incluso cuantificable por informaciones del propio Ayuntamiento y que además habría algunas facturas por ahí impagadas, era lo esperado.

Que los vecinos se alarmen al ver su cuantía es razonable, que se utilice publicitariamente para desprestigiar al equipo anterior es una baza a jugar, incluso para atacar al PSOE con vistas a las generales, pero que se insista casi diariamente en ello, también puede mostrar un síntoma de incapacidad para hacer otras cosas.

El Sr. Alcalde y su equipo ya sabían a lo que venían y lo que se iban a encontrar. Lo siento, pero no es creíble que se sorprendan profesionales de la política. Cualquier político profesional debería saber cuál era la situación de la mayoría de municipios antes de las elecciones. Y si no lo sabían muestran gran incapacidad para estar en esos cargos, porque con solo mirar y escuchar a su alrededor en su partido era suficiente.
.../...
Si quieres leer el resto ‘En mi barrio. Alcorcón’