jueves, 13 de octubre de 2011

EQUO. Tal como yo lo veo . 2

La cuestión programática o línea política

Como toda organización, su sistema deliberativo, representativo y de toma de decisiones forma parte vital de su línea programática, la idea de que los medios son fines en sí mismos es importantísimo para entender por donde irán en el futuro la resolución de conflictos, que surgirán a medida que se crezca será lo normal. En este sentido cobra importancia la decisión de rechazo a IU y comenzar el proyecto desde otro punto de partida, sin las rémoras que sin duda ha tenido y tiene IU.

Inicialmente, entre sus gentes, en sus interpretaciones y opiniones parecen destacar el color verde sobre el resto, al contrario que en IU donde el componente rojo tiene mayor peso. En EQUO necesitarán compensar y torcer la rama al otro lado si quieren ser una alternativa transformadora con presencia estable en todos los espacios y rincones, objetivo que dicen perseguir. El peso del trabajo a realizar en el ámbito de la producción y cambio deberá equilibrar al de la ecología política, bañados ambos por la equidad social, para conseguir llegar al conjunto de la población y al individuo afectado por múltiples interrelaciones, de trabajo, reproducción, relaciones sociales y con el medio físico.

La organización y políticas a realizar parece que no quedarán encerradas en políticas de clase, sino que serán dirigidas al conjunto de la ciudadanía. El debate sobre las clases puede ser equívoco por el uso de conceptos que se arrastran a los que cada uno da su propio contenido, pero al margen de la existencia o no de clases, de lo que se trata es de ¿a quién dirigirse? ¿A la ciudadanía o a una clase que sería una parte de esa ciudadanía? Ningún partido hoy día en España realiza políticas de clase, (dirigidas u orientadas fundamentalmente a la clase obrera) sino que todos se dirigen a la ciudadanía, lo cual no invalida la orientación izquierda/derecha, o progresista/conservadora, o poderosos/débiles en múltiples temas.

En este asunto, puede ser importante considerar las cifras, (si le interesa encontrará datos de población en mis trabajos) y constatar la existencia de 8 millones de pensionistas, otros tantos de estudiantes y la existencia de una cifra parecida de precariados, lo cual no arroja precisamente cifras preponderantes de clase obrera en sentido clásico. Los temas que empiezan a configurar la línea programática de EQUO son: Ecología, por ejemplo, no sería entendible cómo el cambio climático o la política energética dejara de ser una política ciudadana para convertirlo en una política de clase, o el urbanismo de nuestras ciudades, o la defensa del territorio, o la equidad social, derechos civiles iguales para toda la ciudadanía, etc.

Tal como yo lo veo, EQUO plantea, formulado de otra manera, cuestiones similares a las que escribí en Arian seis hace más de un año, cuando simplificaba en Más Europa, Más estado y Más política los ejes básicos de intervención en políticas de izquierdas o progresistas.

Si quiere ver el artículo completo