miércoles, 5 de octubre de 2011

Nuestra Educación, y sanidad, dejen de entregarlas

En miércoles...En mi barrio...Manuhermon

Enlace carta.

En la educación madrileña (tomo datos de Santos Juliá) se han producido cambios espectaculares en la relación centros públicos/privados. En los últimos 10 años Centros de enseñanza de régimen general; infantil, primaria, ESO, Bachillerato, FP:

En el Año 1999- Había 1.235 públicos y 809 privados

En el Año 2009- Había 1.573 públicos y 1.611 privados (han crecido hasta doblar)

No nos engañemos no se trata de cambios motivados por la crisis económica, son provocados por las políticas del PP madrileño dirigido por la Sra. Aguirre. La Comunidad madrileña está a la cabeza de España en el aumento de centros privados. Hoy en Madrid los alumnos están aproximadamente divididos en un 50% en la pública y 50% en la privada. En el resto de España aproximadamente la proporción es 70%/30%, las mismas que tenía Madrid hace una década.

Conviene saber que la mayoría de alumnos inmigrantes, o dificultades familiares y con retrasos en los estudios, son desplazados de la concertada a la pública. Los alumnos de la pública son más variados en nacionalidades, niveles, religión, razas y problemas que los de la concertada. Otra vez vuelve a la historia de España la división entre clases de niños ricos vinculados, a la religión y lo público para los pobres. Habíamos conseguido en los ochenta crear una escuela pública, (70%), universal, para todo el mundo, escuela que midiera y concediera capacidades independientemente de la cuna, que homogeneizara y eliminara privilegios anteriores, y en Madrid estamos volviendo al pasado de las castas otra vez dominadas por la religión.

Los recortes en la pública pagan las ayudas a la concertada. El importe de la desgravación fiscal concedida a la privada, es de 60 millones de euros, cuya Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada agradece públicamente, ya que en este año de crisis ha subido de 500 a 900 euros...(Y todavía hay quien se queja de subvenciones a libros de texto en Alcorcón, cuando las exenciones viajan a los pudientes)
... Sigue el artículo en 'En mi barrio. Alcorcón'