miércoles, 19 de octubre de 2011

Nuestra Sanidad y Educación, dejen de entregarlas

En miércoles...En mi barrio. Manuhermon
Desde hace años en la Sanidad Madrileña las doctoras de familia tienen contratos por 3 meses, que se renuevan. O no. Así que esa era la explicación de por qué en el plazo de pocos años han pasado unas cuantas doctoras por la consulta de mi ambulatorio alcorconero de la Seguridad Social, y ahora otra vez cambio de médico. (Comunicado por carta del Consejero de Sanidad)

Hace unos días me diagnosticaron diabetes, parece que para el tratamiento es conveniente una prueba de oftalmología, que me ‘recetaron’. A los pocos días recibo una llamada en la que me indican que la prueba se celebrará en febrero 2012. Pensé que era una broma y así respondí a la señorita, la cual me confirmó que era llamada verdadera del Servicio de Citas de la Comunidad. Hay formas de entregar o derivar la sanidad pública a negocios privados:

1) Una de ellas es generar problemas, aumentar la saturación de servicios, los retrasos, las molestias varias, en pacientes y médicos y así derivan clientes a la sanidad privada, expulsan parte del negocio de la pública a la sanidad privada que crece como la espuma.

2) Otra, ceder derechos públicos a compañías privadas para la construcción y mantenimiento de hospitales. Lo cual sirve para presumir mogollón de hospitales construidos (o escuelas) pero que realizado en este régimen de cesión de derechos nos está costando un riñón, más caro que si fueran totalmente públicos, con la construcción se está produciendo un trasvase de recursos públicos a bolsillos privados. Desde que lo puso en marcha la Sr. Aguirre, hospitales que podrían estar ya pagados totalmente con el dinero gastado en ellos, seguiremos pagándolos durante 25 años más. Y veremos, porque recordarán que durante las elecciones salió aquella carta que las compañías constructoras escribieron exigiendo mayores pagos. Más ‘sobre la Sanidad madrileña’.

Saben ustedes que Madrid figura en penúltimo lugar de la sanidad española, y que es la Comunidad que menos dinero per cápita destina a ello, según los informes de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública.

El artículo completo en 'En mi barrio. Alcorcón'