miércoles, 4 de enero de 2012

Los impuestos y el 'trompazo' de mucho iluso

En miércoles...En mi barrio. Manuhermon

No quiero ni pensar en cómo se les habrá quedado la cara a tantos que sacaron mesas y gritos recogiendo firmas contra los impuestos, 'siguiendo la orden de rebelión' que dio entonces la presidenta de Madrid llamando a la rebelión contra el Impuesto de Valor Añadido, o aquellos otros que vinculaban impuestos con socialistas, olvidando que un estado moderno se fabrica a partir de los impuestos (olvidando, o nunca lo supieron). Como habrá quedado la autoestima del Sr. Rajoy después de sus declaraciones contra las subidas de impuestos, tiradas por tierra en tan solo seis días de gobierno.

Solo puede explicar tal ceguera la cercana reminiscencia franquista, dictadura en la que las rentas del capital y de la tierra no pagaban impuestos. Estado moderno significa grados de protección variados a los menos favorecidos y a la vejez, lo cual implica sanidad y educación universal, para empezar, y eso necesita impuestos.

La realidad es que la construcción de los estados o de los poderes gobernantes de cualquier época, a partir del dinero del pueblo, va mas allá de los estados modernos, siempre fue así, faraones, reyes y duques y la Iglesia se apropiaban de lo creado por siervos y campesinos con sus diezmos (entrega de la décima parte de su trabajo a la Iglesia) para vivir y mantener sus palacios y sus guerras incluidas las de la Iglesia y el papado.

Un poco torpe es la idea de decir que será provisional. Pues claro hombre! no van a decir encima ‘para que te jodas’, en política todo es provisional, nada es para siempre, dure el tiempo que dure, a los pocos años hay que cambiarlo porque la realidad cambia.

Aún más torpe es utilizar el argumento de que no queda más remedio porque estamos muy mal. Pues claro! ciegos torpes, o no ven el resto de Europa y EEUU o no miran aquí. Todos los gobernantes hacen las cosas chungas porque no queda otro remedio, ¿o creen que otros recortan porque les gusta? Un poco infantil sí es quien se enganche a estos argumentos, o quien pretenda callar cuando chillaron por menos.

Un déficit se genera por la diferencia de gastos sobre ingresos, por tanto para actuar sobre él, podemos tocar una o las dos variables, modificando proporciones de ambas. Todo el mundo sabe que reducir el déficit se puede hacer recortando gastos fundamentalmente, o considerando también los ingresos. Han decidido tocar los ingresos a pesar de enfrentarse a su electorado, bienvenidos sean a la Tierra.

Como siempre puedes leerlo entero 'En mi barrio. Alcorcón'