viernes, 11 de enero de 2013

UN PODER CON LOS OTROS, PODER FEMENINO

La política está desprestigiada, la imagen del político es la de una persona ávida de poder y dinero. Pero hay alternativas, es posible otra forma de hacer política y otra forma de ser político ¿o política? ¿ y si se feminizase ese ejercicio de poder? Ya está inventado, ya está dicho, magníficamente dicho, como en el siguiente texto de Petra Kelly
“ El poder patriarcal nos ha traído la lluvia ácida, el calentamiento de la
tierra, los estados militaristas e innumerables casos de sufrimiento personal.
Todos hemos visto a hombres cuyo poder les ha hecho perder cualquier
sentido de la realidad, de la decencia y de la imaginación, y tenemos razón al
temer ese poder. Pero tomar parte activa en la sociedad, en pie de igualdad
con los hombres, no significa adoptar los viejos modelos de pensamiento y las
estrategias del mundo patriarcal. Significa poner en práctica nuestras propias
ideas de una sociedad emancipadora. Más que emular a Margaret Thatcher y
otras mujeres que se adaptan fielmente a los valores jerárquicos masculinos,
debemos encontrar nuestras propias definiciones de poder que reflejen los
valores de las mujeres y la experiencia de las mujeres. Jean Baker Miller señala
que, como mujeres, aunque excluidas del dominio masculino del poder,
tenemos la experiencia de un gran poder en la tarea cotidiana de alimentar y
criar a otros seres. Este no es un poder sobre los otros, sino un poder con los
otros, un poder compartido que ha de reemplazar al poder patriarcal.”
Petra Kelly, Por un futuro alternativo, 1997
Petra Kelly, activista por la paz nacida en 1947 de origen alemán por el Partido Verde, fallecida en 1992