sábado, 28 de septiembre de 2013

¿QUÉ FUE DE LA HONRA, NOBLE HIDALGO….

….mi Señor D.Quijote? Siempre se ha considerado el orgullo como uno de los rasgos de nuestro pueblo, el pueblo del noble Hidalgo D. Quijote de la Mancha, la criatura nacida de la portentosa imaginación y la aguda observación del alma castellana de Miguel de Cervantes. Más de uno considerará argumentos de nostálgicos trasnochados los de aquellos que contemplan espantados el servilismo de dirigentes políticos ante las exigencias del Sr. Adelson para llevar acabo en nuestra tierra su proyecto de Eurovegas. Exige el magnate que cambiemos nuestras leyes laborales, fiscales y sanitarias. Y nuestros dirigentes se apresuran a ceder ante sus exigencias alegando que se trata de un proyecto altamente beneficioso para nuestra economía, de modo especial por la creación de empleos. ¿Y es que ya nadie cree en la portentosa capacidad de nuestra gente, en su inventiva, su creatividad, su capacidad de resistencia, su laboriosidad, su orgullo? ¿Nadie apuesta por tantos jóvenes talentos capaces de crear no un Eurovegas, sino otros muy diferentes productos y servicios beneficiosos para nuestra gente? ¿Nadie ve en la capacidad de nuestro pueblo, que hace que sus productos se vendan fuera de nuestras fronteras y aumenten las exportaciones? Empresas españolas de altas tecnologías compiten y se imponen en el mundo entero ¿Por qué entonces rebajarnos hasta permitir que alguien nos compre e imponga sus leyes despreciando a nuestro pueblo?
imagen:commons.wikimedia.org