martes, 15 de octubre de 2013

EQUO, EL BARRIO Y EUROPA.

Al comprometernos con un partido como EQUO, sabemos que nuestro compromiso es con los ciudadanos. No nos sentimos al servicio del partido, más bien sentimos que tenemos a un partido del que servirnos para el servicio de nuestros vecinos. Por eso nos embarcamos en cualquier iniciativa de nuestro entorno que, representando los valores de EQUO, ecología y equidad, busque el bien común. EQUO se enfrenta ahora a unas elecciones europeas. Son estas elecciones las que presentan un mayor índice de abstenciones. Al fin y al cabo, para muchos no es “cosa nuestra”. Ni Europa, ni mucho menos los otros, los que naufragan en sus orillas.Pero para EQUO Europa sí es cosa nuestra, y todos los hombres y mujeres, y los niños, que miran a nuestro continente como una balsa de salvación para enfrentarse una y otra vez con muros y alambradas, o con los abismos mudos del mar que acallan sus gritos de desesperación. EQUO es el partido del barrio y de sus proyectos locales. Pero es también el partido lúcido que sabe que sin una Europa (y sus socios) que apueste por la justicia social y la ecología no habrá futuro digno para nadie, sólo sobrevivirán grupos cada vez más reducidos en medio de un mundo empobrecido y una naturaleza degradada. Sólo las islas, escasas. Lampedusa.
Imagen: infoaras.ning.com