sábado, 7 de junio de 2014

¿PSOE REPUBLICANO?

¿PSOE REPUBLICANO?

Acaba de abdicar Juan Carlos como rey de España. Lo hace en favor de su hijo Felipe (todavía los Borbones por tierra ibérica -ya pleno siglo XXI-).

Los partidos políticos hispanos de izquierdas (republicanistas, entre otras cosas), piden la voz para el Pueblo, la legítima voz tantas veces usurpada. Exigen el derecho a elegir su forma de gobierno; se niegan a aceptar sucesiones de sangre.

Los representantes de IU, EQUO, PODEMOS y algunos otros, piden un lógico referéndum popular que recoja el pensar de la mayoría de nuestra población: Monarquía Constitucional, o República. Presentan sus respectivas "Proposiciones de Ley" al Congreso de Diputados; pero ¡ay!, un importante partido, el más destacado (al menos hasta anteayer) partido socialdemócrata español -PSOE-, acepta, gustoso y satisfecho, hasta agradecido, la sucesión hereditaria monárquica, como forma natural de cambio en la más alta institución del país, la Jefatura del Estado español (en oficiales palabras de sus máximos líderes, cuando menos).

"El PSOE declara ser una organización socialista que lucha por la emancipación de los trabajadores y por la eliminación de las diferencias de clase a través de políticas de igualdad, con objeto de lograr una sociedad de hombres y mujeres libres que participen, colectivamente, en la construcción de su propio futuro".

"El PSOE es una organización republicana que entiende que la república es el mejor medio para alcanzar el socialismo".

Sí, sorprendentemente, el PSOE asegura ser republicano (y federalista, entre otras cosas).

Las Juventudes Socialistas y el ala permanentemente discordante del "aparato" del partido, Izquierda Socialista, han manifestado su rotunda discrepancia respecto de estas desconcertantes e inaceptables manifestaciones oficiales y públicas de sus representantes ejecutivos.

Estos significativos sectores socialdemócratas discrepan razonable y airadamente de sus "mayores", de sus colegiados portavoces.

En realidad, históricamente, poco caso se les ha venido haciendo a ninguna de estas áreas de opinión interna. Se decía, reiterada y desdeñosamente desde las cúpulas organizativas, a los unos: ya crecerán y madurarán; a los otros: déjales, son minoría, han de aceptar las reglas del juego democrático.

Ahora, de cara a la galería y a su propia militancia, los "orondos" líderes del partido, actuales, aunque a punto de jubilación obligada los unos, y los otros ya eméritos talluditos políticos, que no así profesionales (asesores, o consejeros de potentes empresas energéticas -?-), tratan de justificar esta gran incongruencia, con firmes aserciones como que con este tipo de sucesión real, se tratan de respetar, escrupulosamente, la democracia, las normas constitucionales, la vigente legislación respective y, por encima de todo, con el obligado cumplimiento de trasnochados compromisos acordados, exprofeso, en nuestra fallida y pasada Transición. Es decir, tratan de obligar a "tirios y troyanos" a tragar con ruedas de molino, a convencerles, por las "buenas", y con razones de tales pesos, de que en realidad se  trata simple y llanamente de seguir a rajatabla, con el cumplimiento, natural y sencillo de las buenas y sanas costumbres monárquicas hispanas, es decir: "el nene hereda y sucede a papá", como siempre fue y aquí no se justifica aspaviento popular ninguno.

Pues no, esta vez me parece que no les habéis convencido, creo que en esta ocasión os van a rebatir, a contestar, para vuestro gusto en demasía. Si a esta gran defraudación le sumáis los desastrosos resultados de las últimas elecciones que vuestra arcaica filosofía política (la de los dirigentes del PSOE, no la de sus bases) ha cosechado. Si añadís al maniqueísmo burdo de vuestras convocatorias sufragistas internas, el hartazgo de la militancia, pero también el hastío límite de bastantes de vuestros firmes nuevos candidatos a sustiruiros; más el insoportable y obsoleto verticalismo interno que os ahoga, vuestro nítido desfase con los auténticos problemas de nuestra Sociedad actual, tendréis que reconocer que se os presenta un muy arduo y dificultoso camino a superar.

No, no tratéis de tutelar más a vuestras bases, son adultas, no penséis ni habléis por ellas y cumplid escrupulosamente con los mandatos, con la declaración máxima del Partido, no traicionéis tantos años de andadura política, carecéis de todo derecho de manipulación, os debéis a ellas por encima de todo y desde luego al Pueblo que pretendéis gobernar.

Por el bien del futuro de mi país, deseo al PSOE sepa salir airoso y triunfante de esta su presente debacle, pero si "por fas, o por nefas", y mientras tanto por lo que pueda suceder, me permito recordar a todos aquéllos excompañeros desencantados, defraudados tras tanta y continuada incongruencia, después de tanta injustificada frustración, de sufrir comportamientos tan insospechados y perjudiciales de quien menos debieran, insisto, les recuerdo, existen, ahora sí, otras Organizaciones hermanas, de momento limpias de "rescoldos" vergonzantes, fieles a sus ideologías declaradas donde poder "arrimar el hombro" en pro de un mundo más justo, más libre, más solidario. Mirad a vuestro alrededor.

¡SALUD Y VIVA LA III TERCERA REPÚBLICA FEDERAL ESPAÑOLA!.

sé EQUOlogico