jueves, 14 de enero de 2016

Derechos Humanos Universales.

Ayer difundíamos en twitter un enlace, como tributo a las mujeres defensoras de los Derechos Humanos.

Ayer también difundíamos la noticia de un desalojo acontecido en Alcorcón.
Hoy queremos precisar lo ocurrido: el hecho es que una persona, una mujer, fue desalojada. No vamos a entrar en la polémica sobre si se trataba de un desahucio, de un desalojo, o cualquier otra palabra que queramos emplear para describir el hecho. Era una persona, una mujer, madre de tres niños. Por el respeto que nos merece, no vamos a dar detalles sobre sus circunstancias. Y por encima de todas las circunstancias, queremos dejar constancia de que el derecho a la vivienda es un derecho constitucional y un derecho humano universal. Ninguna persona es merecedora del trato que se le dio a esta mujer, de ver sus pertenencias ( entre las que había juguetes) echadas a la calle en la noche como si de basura se tratase. No es el modo de solucionar un problema, no es la manera de asumir la responsabilidad por parte de las instituciones.
Esas pertenencias ya no están junto a los contenedores. Esas pertenencias fueron trasladadas por vecinos y vecinas a un lugar que la gente ofreció, Esa mujer no está sola. La gente está con ella.
Esperemos que las instituciones, y los responsables de los gobiernos locales, y también nacionales, estén a la altura que la ciudadanía merece.