martes, 16 de febrero de 2016

Cuando la ciudad es una enemiga: puntos negros de la movilidad en Alcorcón.

 Inma Torres, Concejala de EQUO en Ganar Alcorcón  recorre las calles de nuestra ciudad para conocer de primera mano las necesidades y las demandas de los vecinos y vecinas. Os pasamos su relato ilustrado con las fotos que nos envía. 

      Ahora que ya se pone en marcha el proceso de aprobación del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), hay que identificar y denunciar la existencia de puntos negros para la movilidad en Alcorcón, y exigir su rehabilitación a fin de garantizar que cualquiera que sean las condiciones de movilidad de una persona, las características de nuestras calles no sean un impedimento para su derecho a acceder a espacios públicos o privados, o, sencillamente, a pasear por las calles con las debidas garantías. 
Desde este punto de vista, dese GA y desde Equo llevamos tiempo denunciándo diferentes situaciones: 
- Carencia total de accesibilidad para personas con movilidad reducida a la estación de Renfe de San José de Valderas. Las obras anunciadas por el gobierno municipal no garantizan el acceso a los vagones, ni, desde luego, la accesibilidad en la estación de destino. 
- Conexión de la Pza. Hermandades con la calle Zarza; actualmente existe un ascensor privado, que da acceso a un aparcamiento subterráneo, y las personas con movilidad reducida que necesitan acceder a la calle o a la plaza no pueden hacer uso de ella. Desde el Ayuntamiento no se está facilitando el acceso a través de esta u otra solución pactada. 

       El listado de despropósitos urbanos no termina aquí. En las siguientes fotos se aprecia el puente sobre la vía del tren, a la altura de la Avda. de Móstoles, casi en la incorporación con la A5. Cada día lo atraviesan cientos de personas que caminan a escasos centímetros del tráfico de una carretera, separados únicamente por un quitamiedos, y por el otro lado, por una valla que impide la caída a las vías del tren, que está en condiciones más que precarias. 

       En esta misma zona, en la Avda. Leganés, hay dos semáforos para cruzar, en sendos tramos, la Avda. casi en el cruce con la Avda. de Móstoles. En la mediana, el escaso espacio entre los dos semáforos impide que una silla de ruedas o un carrito de bebé puedan pasar adecuadamente.



      


     A esto hay que sumar el mal estado de los alcorques, de los carriles bici, y un largo etcétera de aspectos que debemos señalar para exigir su solución. Es por ello que animamos a que se mire la ciudad desde la perspectiva del peatón, el ciclista, la persona mayor, la niña, el niño, los padres con carritos de bebé o las personas con carro de la compra, las personas con movilidad reducida. Hagamos un ejercicio de empatía y reivindiquemos la toma de mediadas para hacer las calles más accesibles y amables para ellos, porque así lo serán para todas.

Si deseáis contactar con la Concejala para temas de movilidad, os dejamos su contacto:
itorres.gmga@ayto-alcorcon.es