lunes, 27 de marzo de 2017

LA HORA DEL PLANETA ¿PARA QUÉ NOS DEBE SERVIR?

sé EQUOlogico

El pasado sábado se celebró la hora del planeta, un acto simbólico de desconexión eléctrica promocionado por la ONG WWF para visibilizar la importancia del cambio climático y la crisis ecológica que vive el planeta tierra.

Está muy bien apoyar esta iniciativa. Pero, no lo olvidemos, los problemas de gravísimos efectos y gran envergadura que está viviendo nuestro mundo no se solucionan con un acto simbólico. No queremos que el ayuntamiento de Alcorcón se adhiera sin más a la hora del planeta por mera imagen (que es lo que hizo), queremos que actúe en consecuencia desarrollando políticas sostenibles.

No queremos que se limite a contratar alumbrado LED para lavarse las manos, queremos que implemente un verdadero programa educacional que alcance al mayor porcentaje de población posible para concienciar acerca de la necesidad del ahorro y la eficiencia energética, del respeto al medio ambiente y nuestro entorno, o de apoyo al comercio local, que es el más sostenible. En definitiva, políticas marco que animen a un verdadero cambio de modelo local que aporte nuestro buen grano de arena en esta batalla que se libra por la viabilidad del planeta Tierra.

Que no, David Pérez, que la política no consiste en utilizar a medios panfletarios y empapelar nuestra ciudad con carteles de tu gestión y banderas nacionales, que la política no consiste en acciones puntuales y subcontratar servicios. La política municipal implica compromiso y trabajo, mucho trabajo, por parte de la corporación municipal. En este contexto, las políticas verdes son las responsables con el planeta y las que, además, abren una ventana de oportunidad en el nuevo sector de economía sostenible y circular apoyada desde la Unión Europea.

La Hora del Planeta no debe ser más que un acto de apoyo a nuestros actos diarios de responsabilidad medioambiental, ya sea como ciudadanas o como cuerpos administrativos.