domingo, 25 de diciembre de 2011

Rouco quiere que la ley de dios vuelva a guiar las decisiones públicas

Desde eQuo Alcorcón, y los cristinaos de base que lo formamos, le decimos al Señor Rouco: Ustedes: ¡NO NOS REPRESENTAN!
El arzobispo de Madrid, (noticias de publico) Rouco Varela, ante estos momentos "muy difíciles", ha declarado que "sería bueno" que la conciencia guiada por la Ley de Dios "vuelva a ser un elemento y un órgano decisivo en el comportamiento no sólo personal y privado, sino en el comportamiento, en la acción y en las actividades públicas que afectan a todos".
Durante la celebración de la festividad de la Inmaculada Concepción, Rouco ha relacionado las dificultades actuales con la "renuncia a vivir de acuerdo con la gracia y el amor de Dios".
"Nadie, si deja hablar sinceramente a su corazón y a su conciencia", lo puede negar, ha advertido el cardenal. Por eso ha pedido a sus fieles que "influyan" para que los "movimientos y corrientes de pensamiento y de poder en el mundo lo reconozcan".

La "gran virtud" de la virgen

Rouco ha puesto como ejemplo la "humildad y la sencillez" de la virgen y ha destacado cómo ella hizo uso de su libertad "de una forma ejemplar". La virgen "no hizo planes suyos al margen de los planes de Dios, puso su vida en el corazón de Dios, se puso a disposición de la voluntad santa de Dios, se dejó llevar por él", ha indicado.
Rouco pone de ejemplo a la virgen, que "no hizo planes suyos al margen de los planes de Dios"
El cardenal ha recordado que la festividad de la Inmaculada Concepción —que se celebra hoy— anima a los creyentes a "un conocimiento más profundo de la historia del hombre", especialmente a la "historia interior de la humanidad" que fluye como "un río subterráneo de los grandes acontecimientos humanos" y que arrancó con el pecado cometido por Adán y Eva.
Por último, Rouco ha recordado "el ejemplo que dieron" todos los jóvenes que se desplazaron este verano a Madrid para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) para encontrarse con el Santo Padre con el fin de "enraizar y mantenerse firmes en la fe" y ha animado a seguir su ejemplo.