miércoles, 18 de julio de 2012

¿MADRID, CIUDAD ABIERTA?

¿Abierta para qué? 24 horas abierta. Para trabajar, para comprar, para vender, para ganar dinero (quien trabaja, y sobre todo aquellos para los que se trabaja…) para gastar dinero. ¿Y cuándo vivimos?
Porque vivir, lo que es vivir, no es trabajar, ni comprar, ni vender, ni ganar dinero, ni gastarlo, a no ser que quieran reducir nuestras existencias a las de puros robots, o desgraciados zombis.
Hasta ahora, sólo algunas personas tenían que trabajar por turnos y pocas lo consideraban una ventaja. Suponía un desgaste físico y social. Descansar cuando los tuyos trabajan hacía del descanso un ejercicio solitario, trabajar cuando ellos descansan y disfrutan de la compañía, hacía el trabajo doblemente duro.
Nuestra sociedad de consumo da un paso más hacia la esclavitud y la deshumanización. Como decía cínicamente el Sr. Beteta, los funcionarios tienen que mentalizarse de que se acabó el cafelito y el periódico (qué curioso que lo diga quien ha vivido ocupando cargos públicos, y más de uno, toda su vida, y con salario mucho mayor que el de la mayoría de los denostados funcionarios). Pues resulta que no son sólo los funcionarios, que son todos los trabajadores los que tienen que mentalizarse de que han venido a este mundo, y a esta maravillosa Comunidad de Madrid, para trabajar. Madrid, 24 horas abierta. Y es muy significativo lo del cafelito y el periódico, y lo que ello significa. Cafelito significa compañía, charla, risas. Periódico significa información, conocimiento. Pues ni lo uno ni lo otro: los trabajadores a trabajar, cuanto más aislados unos de otros, mejor; cuanto más incultos y desinformados, mejor.
¿No abren los chinos 24 horas? Y viven, comen, y duermen en sus establecimientos, en sus talleres ¿Esa es la meta?
No. Lo primero, las personas. Y las personas necesitan vivir. Aquí sí que tendríamos que unirnos todos en un grito por la vida, la auténtica, la de todos. La rebelión de los robots, de los zombis en los que quieren convertirnos.
Imagen:desmotivaciones.es
doloresvendrell.blogspot.com