viernes, 13 de julio de 2012

NO NOS REPRESENTAN.


Recriminaban a los que les gritaban que no nos representaban, reprochándoles que no respetaban las reglas de la democracia, que la ponían en riesgo. Pero hoy les dan la razón: no nos representan.
Para representar a alguien, lo primero es “sentir” con esa persona, sentir sus problemas, sus ilusiones, sus esperanzas, y luchar por ellos. Gritar “¡Que se jo….” cuando se anuncia el recorte de las prestaciones a los parados es quitarse la máscara ante el pueblo. Una vez más me viene a la memoria la serie “V”, y aquellos lagartos comedores de ratas que se presentaban como salvadores de la humanidad. Pero eran otra especie, depredadores de los humanos. Señora Andrea Fabra  ¿estamos seguros de que usted no es una extraterrestre? Porque de lo que sí estamos seguros es de que usted no es de nuestra especie. Ni usted ni los que comparten sus ideas políticas. No le voy a contar lo que siente un parado que ha perdido su prestación, ni lo que sienten sus hijos o su mujer, ni lo que sienten cuando no pueden pagar los libros del colegio, y por supuesto cuando saben que sus hijos no podrán estudiar en la Universidad, o cuando le cortan la luz, o lo desahucian,  o lo que sienten en la cola de los comedores asistenciales (Ah, seguro que luego usted participa en algún rastrillo solidario y se siente tan generosa) Usted nos ha hecho un favor: ha disipado las dudas de los que empezaban a creer que no había más remedio, que lo hacían por nuestro bien…
Gracias, Sra. Andrea. Pero, por la democracia, puesto que no nos representa: VÁYASE

Imagen: elmundo.es