miércoles, 5 de septiembre de 2012

EL PROBLEMA NO ES LA FALTA DE RECURSOS

El problema es que quieren hacernos creer que no podemos, que no sabemos, que son ellos los que nos van a resolver la crisis; nos aconsejan que nos resignemos, que nos sacrifiquemos y que creamos en ellos. ¿Y por qué no comenzar por creer en nosotros mismos? Descubrir que ya no somos niños confiados en Papá Estado, que somos adultos, responsables, capaces y solidarios entre nosotros. Capaces de cambiar las cosas si nos unimos en la tarea de inventar y realizar nuestros sueños. Hace falta coraje, esfuerzo, constancia, mucho trabajo en equipo, conciencia colectiva, auténtica democracia: estas son nuestras armas.
Tendremos que comenzar por desmontar la mentalidad que nos han imbuido: la competitividad salvaje por tener más que los demás, aun a costa de la degradación de la naturaleza y de la miseria de tantos seres humanos; la irresponsabilidad, la pereza, la picaresca y el fraude cada vez más generalizado.
En este marco, las ideas y las acciones de Muhammad Yunus, y de muchos otros en todo el mundo, son un brote de esperanza.
“El problema no es la falta de recursos, es el fracaso de nuestro sistema económico para hacerlos accesibles a las personas que más los necesitan. La empresa social puede hacerlos asequibles.
Todo el mundo tiene un fuerte impulso de generosidad, un deseo de ayudar a los demás, que es tan poderoso como el deseo del lucro personal. Pero el capitalismo tradicional no se ha preocupado nunca de este fuerte impulso de los seres humanos. A consecuencia de ello, la economía mundial ha seguido creciendo de una manera desequilibrada, y el desequilibrio se hace peor cuando crece…El marco actual, que imagina una economía dirigida por seres humanos unidimensionales, da un poder enorme e incentiva a los ricos para que acumulen riqueza sin límite. Ese marco sólo ofrece una medida del éxito: la cantidad de dinero que se posee. En un mundo de personas multidimensionales, todo cambia. En ese marco, el éxito se medirá principalmente por la contribución que haga cada uno al bienestar del mundo”
Las empresas sociales, Muhammad Yunus

imagen:airugonnni.blogspot.com