lunes, 22 de octubre de 2012

EMPRESAS SOCIALES: EL DINERO NO SE ACUMULA, CIRCULA Y CREA BIENESTAR

El modelo de Empresa Social y de Banco del Pueblo que propone Muhammad Yunus podría ser la lanza certera para transformar el sistema económico y social, pues apunta al talón de Aquiles del actual sistema económico y social: el dinero. Es cierto que al tratarse de un modelo que se abre camino en el Tercer Mundo podría parecer que no es apropiado para resolver la crisis que venimos sufriendo en Occidente, y sin embargo, conforme he ido descubriendo a través de la lectura de su obra el fundamento de su proyecto, he llegado a la conclusión de que la aplicación de su filosofía social y económica podría ser el primer paso para inventar un futuro  que superase los errores del pasado.
La esencia de la Empresa Social y del Banco del Pueblo es que su finalidad es un beneficio social, ya sea en el ámbito de la salud, de la educación, de la mejora medioambiental… o simplemente la creación de puestos de trabajo, y no admite que los beneficios se empleen para lucro de empresarios, accionistas o socios. Los beneficios se reinvierten para expandir el beneficio social. El crecimiento del dinero, la acumulación de capital, la creación de grandes fortunas es incompatible con la idea de Empresa Social. El dinero no se acumula, el dinero circula y crea bienestar.
“Todo el mundo tiene un fuerte impulso de generosidad, un deseo de ayudar a los demás, que es tan poderoso como el deseo del lucro personal_ afirma Muhammad Yunus como ya cité en una entrada anterior_Pero el capitalismo tradicional no se ha preocupado nunca de este fuerte impulso de los seres humanos. A consecuencia de ello, la economía mundial ha seguido creciendo de una manera desequilibrada, y el desequilibrio se hace peor cuando crece…El marco actual, que imagina una economía dirigida por seres humanos unidimensionales, da un poder enorme e incentiva a los ricos para que acumulen riqueza sin límite. Ese marco sólo ofrece una medida del éxito: la cantidad de dinero que se posee. En un mundo de personas multidimensionales, todo cambia. En ese marco, el éxito se medirá principalmente por la contribución que haga cada uno al bienestar del mundo” (Las empresas sociales, Muhammad Yunus)
El proyecto de Empresa Social supone la superación del capitalismo y el despertar de una conciencia colectiva. Hoy, más que nunca, esta conciencia colectiva es imprescindible para afrontar con esperanza los retos del milenio. Nuestra crisis no es nada si la comparamos con la situación de tantas otras zonas del Planeta, es por esos pueblos por los que habría que luchar_ me dicen a veces. Cierto, pero pienso que si no se logra cambiar el sistema económico y social de Occidente no se conseguirá erradicar el injusto sistema mundial.
Al ideal de equidad que propone el proyecto de Muhammad Yunus se une la idea de libertad y participación civil. ¿No será un nuevo sistema totalitarista?_ preguntan algunos. Todo lo contrario: fomenta la participación responsable y democrática, y la autogestión.
En Bangladesh, mujeres mendigas han sido capaces de hacer realidad este sueño. Quizás ellas puedan ser nuestras maestras. Empezaron por creer en ellas mismas, quizás también nos enseñen a creer en nuestra fuerza colectiva.