sábado, 16 de marzo de 2013

LA P.A.H., UN MODELO A SEGUIR

No quiero dejar pasar más tiempo sin expresar mi admiración por la PAH, Plataforma de Afectados por la Hipoteca y mostrar mi alegría por lo que han llegado a conseguir y por el modo de conseguirlo.
Ha sido un movimiento popular ante una situación de injusticia que atenta contra los derechos fundamentales de las personas, como es el de tener una vivienda digna; un movimiento que ha empleado en todo momento la resistencia pasiva, que no ha respondido con violencia aún en casos en los que los afectados han sido agredidos; no ha consistido en una series de acciones esporádicas y puntuales, sino que se han emprendido algunas, como la I.L.P., que valiéndose de recursos dentro del sistema y gracias a la colaboración de muchos individuos, que como pequeñas hormigas han dado parte de su tiempo durante meses, han conseguido un apoyo y una concienciación popular  y ha logrado hacer oír sus voces en el Parlamento de nuestro país, y más allá, recibiendo el apoyo de Europa que ha hecho bajar las cabezas arrogantes de nuestros gobernantes; ha sido un movimiento independiente, inclusivo, desde abajo, y desde el dolor y el sufrimiento de la gente. Un ejemplo a seguir, un modelo de lucha pacifica, esforzada y aglutinadora de todas las personas que aún son capaces de conmoverse ante la injusticia.
Hoy he pasado delante de un mendigo arrodillado en la calle. Y he sentido vergüenza de su vergüenza y ganas de gritar que se levantara, que no haya más personas arrodilladas en nuestras calles, que nos unamos, que juntos podemos mucho más de lo que nosotros mismos pensamos.
Mi agradecimiento a las P.A.H, por lo que ha conseguido y por el camino que nos ha mostrado.