miércoles, 19 de junio de 2013

Gobernanza y derechos

Gobernanza y derechos


Los tiempos actuales, era de globalización e interconexión, nos exigen una coordinación mundial responsable con las diversas poblaciones que habitan los Estados del planeta. Por ello, desde EQUO cuestionamos el modo en que las estructuras supranacionales ya existentes están gobernando un mundo tan lleno de desigualdades.
La apuesta pasa por la cimentación de un proyecto de gobernanza global basado en la extensión del desarrollo humano y sostenible. Para que esto se haga realidad no cabe el recorte de los derechos que sufren muchos de los países denominados desarrollados. Este es hoy uno de los principales elementos que amenazan el estado del bienestar, el desarrollo y la gobernanza global.
Las últimas reformas laborales atacan el derecho al trabajo digno, tanto en el ámbito público como en el privado, y lo reemplazan por una ilimitada arbitrariedad empresarial; facilitan y abaratan el despido, aumentan y precarizan las modalidades de contratación, introducen discriminaciones en las posibilidades de empleo, rompen el equilibrio de la negociación colectiva, y abren las puertas al despido, por primera vez, en las Administraciones públicas.
Por otra parte, se está erosionando fuertemente nuestro modelo social y los pilares del estado del bienestar: sanidad, educación y políticas sociales. Se están eliminando o devaluando importantes derechos civiles como el derecho de las mujeres a la interrupción del embarazo, el matrimonio homosexual o los derechos de inmigración. De no evitar esta destrucción de derechos, presentada de forma falaz como reformas, asistiremos a una quiebra de nuestro modelo de convivencia y a la confirmación de un programa de acción política sometido a la exigencia de los mercados financieros y de ideologías no respetuosas con los derechos humanos.
Para avanzar en la consecución de estos objetivos, desde EQUO creemos que hay que trabajar la sensibilización y la educación en los derechos ciudadanos. La solución a los gravísimos desafíos a los que nos enfrentamos exige la participación activa y el conocimiento profundo de la realidad de personas libres y responsables.