martes, 16 de julio de 2013

EQUO denuncia que los consumidores y las renovables serán los más perjudicados por la reforma energética

Para la reforma energética presentada hoy en el Consejo de Ministros vuelve a culpar a las renovables del déficit tarifario- creado de forma artificial- y supone un nuevo golpe para los consumidores, que verán de nuevo incrementar su factura.
En opinión del partido EQUO, la reforma es errónea además porque equivoca el análisis que hace del origen del déficit energético. El gobierno centra el problema en las energías renovables, ignorando intencionadamente los beneficios que éstas aportan. La energías renovables reducen el precio del mercado eléctrico, reduciendo de esta forma la diferencia entre el precio de venta de electricidad y el de compra por parte de los consumidores, y minimizando el déficit de tarifa. Además, conllevan beneficios adicionales, como la reducción de la contaminación ambiental o de la dependencia energética del exterior, mejorando la balanza de pagos. Sin embargo, desde el gobierno prefieren regular los beneficios del sector, fijando unas ganancias máximas, pero sin tocar los beneficios de las grandes eléctricas, que en la actualidad doblan el porcentaje de beneficios de las eléctricas europeas.  Así, las eléctricas españolas situaron su márgenes en el 6,78% en el conjunto del año 2012, mientras que las grandes eléctricas europeas dejaron este ratio en el 2,62%.
Para EQUO, aunque el gobierno ha propuesto la paralización de algunas centrales de ciclo combinado, es insuficiente, porque el potencial de generación en España sigue estando sobredimensionado para las necesidades reales de la población y esto es muy caro de mantener. A pesar de lo cual, también, se mantiene la interrumpibilidad en un sistema con exceso de generación, lo que en la práctica es subvención encubierta a grandes empresas, porque es muy improbable que se corte la electricidad.
La reforma tampoco cambia el sistema de fijación de precios del mercado, uno de los problemas del oligopolio.
Por todo esto, EQUO ha reclamado una transformación urgente de nuestro sistema eléctrico, basándolo en energías limpias y autónomas, que reduzcan el precio de la electricidad como vienen haciendo las renovables, y reduzcan drásticamente el precio de la electricidad. Además, para este partido es fundamental que se lleve a cabo una auditoría pública el déficit de tarifa y del propio sistema eléctrico.