domingo, 3 de noviembre de 2013

POR FAVOR, NO NOS DEFRAUDÉIS: SED ALTERNATIVA

Me lo han dicho ya más de una vez. Personas decepcionadas. No votaré nunca más- dicen- si me falláis. Aunque ahora todos están iniciando una campaña de lavado de imagen. Todos son ecologistas, todos buscan la conciliación familiar, la igualdad de la mujer; todos buscan la transparencia, la democracia real, la participación; la regeneración política, la honradez, todos comen el menú del día en el bar de la esquina, todos salen a la calle y se paran a charlar con los vecinos. Y los ciudadanos observan y reflexionan. Probablemente algunos los crean, probablemente también algunos de los políticos sean sinceros en su deseo de cambio. El tiempo lo dirá, aunque eso es precisamente lo que falta: tiempo. La naturaleza se está degradando a pasos agigantados, las desigualdades están aumentando de manera alarmante, la crispación y la desesperanza se extienden, la paz está amenazada (no, no se solucionan los conflictos, como aconseja el magnate de los casinos, arrojando una bomba atómica en medio del desierto como medida disuasoria, ni mucho menos) Los derechos humanos no son respetados, ni los derechos de nuestra constitución por la que tantos se rasgan las vestiduras: el derecho al trabajo, a la vivienda, a la educación, a la sanidad. Por eso apuesto por EQUO, me comprometo con este partido pequeño, este partido de hombres y mujeres que no se rinden, con muy escasos medios, pero con la voluntad firme y el compromiso de iniciar un nuevo modo de hacer política. No sé si ganaremos elecciones, no sé si alcanzaremos el poder, sólo sé que por responsabilidad ciudadana tenemos el deber de actuar para cambiar un sistema con patentes síntomas de agotamiento. No sé si podremos, sé que debemos.