sábado, 28 de diciembre de 2013

OPINION DE UNA CRISTIANA SOBRE EL DERECHO AL ABORTO

Hola, os adjunto un capítulo donde explicaba mis razones a favor del aborto desde un punto de vista cristiano...os copio la parte central: creo que Aido no atinó con la palabra ser vivo, o ser humano respecto al el embrión y el feto: la cuestión es si se trata de un individuo independiente, de una persona o es parte de la mujer y de su proyecto vital...lo cuestionan muchos moralistas y apelan a defender al feto por si acaso: ahí es donde yo veo el error y el atropello a la mujer: la mujer sí es una persona y sus derechos deben prevalecer respecto a los posibles...ser madre es una realidad grandiosa digna de todo respeto, y no es prueba de respeto obligar a serlo...es una decisión libre.

...En primer lugar quisiera destacar lo traumático que supone
para la mujer abortar, el dolor de aquellas que por causas naturales
abortan, y el sufrimiento, mayor incluso, de aquellas que por
diversos motivos deciden abortar, por mucho que se las condene
como asesinas irresponsables y depravadas a ellas y a los que las
asisten. Establecida esta premisa paso a analizar las raíces de la polémica, y me encuentro que en esta subyace un conflicto conceptual: ¿qué es una “persona”?
¿qué es un “ individuo”? ¿cuándo lo que se gesta en el vientre de
la mujer deja de ser parte de la madre para ser un individuo,
una persona? Y he aquí que me encuentro inmersa en un debate,
como tantos otros, conceptual. Pero frente a esta incertidumbre,
se me aparece una certeza: el inmenso dolor de millones y millones
de nacidos, de niñas violadas que dan a luz en la miseria
y la vergüenza, de criaturas que nacen para el sufrimiento, de
niños abandonados que crecen entre la basura y la explotación.
O simplemente la angustia de padres que no pueden mantener a
sus hijos, o de aquellos a los que se les anuncia que su hijo nacerá
para padecer. Y ante esto, sé cual es mi opción: no condenaré al
que desea evitar este sufrimiento. Porque por más que muchos
insistan en que la señal del cristiano es la cruz, y que estamos en
esta vida para sufrir, la imagen de Dios que trasmite Jesús es la

imagen del amor y la misericordia, de la compasión...."