miércoles, 19 de febrero de 2014

SIGUEN PRIVATIZANDO POR LA PUERTA DE ATRAS

CARTA ABIERTA AL GERENTE DEL HOSPITAL GENERAL UNIVERSITARIO GREGORIO MARAÑON

Sr. Gerente: recientemente  se nos comunico la inminente reorganización del departamento de control e información,  motivando cierta expectativa e ilusión por considerar que ya era hora que se tuviese encuenta a nuestro estamento y  se interesaran por mejorar la calidad de nuestro servicio y en consecuencia nuestro trabajo, o lo que es más importante la calidad del mismo en beneficio de los usuarios de nuestro hospital siempre modélico en la calidad asistencial, como demuestra las sucesivas encuestas.



Conocida la intención de nuestra dirección y evaluada las medidas que se pondrán en funcionamiento vemos una vez más que estas no se toman para la mejora de nuestra tarea, parece mas bien que las soluciones pasan por eliminar aquello que por incapacidad o incompetencia no se sabe solucionar.

Seguro que en la toma de decisiones han tenido en cuenta los diferentes  informes de nuestros jefes inmediatos, la duda es  si esos informes son objetivos para la mejora de la atención  y control de nuestro hospital o están hechos al grito de que esto no tiene solución..., ¡pues si que la tiene!.

La desidia en muchos de los mandos intermedios en  la administración en general, salvo honrosas excepciones, mas preocupados por el mantenimiento de sus cargos que del buen funcionamiento del departamento que dirigen, se transforma colaboradores necesarios en el afán privatizador de los servicios públicos.

Desde hace mucho tiempo los compañeros y compañeras venimos señalando diferentes problemas tanto organizativos como de medios y que en ningún caso supondrían costes algunos para la empresa.

Seria conveniente que nos escucharan, que mejoraran la capacidad de gestión de nuestros mandos intermedios, que les formaran, que nos formaran a todos, no nos comparen a todos igual evalúen nuestro trabajo y capaciten a esa minoría si la hubiese que se debe reciclar, no es posible que por una mínima incidencia paguemos todo un departamento.
Qué pasa, que están ciegos los mandos, que no ven, no oyen, no escuchan?.

Los empleados públicos somos los primeros interesados en que nuestro servicio al ciudadano sea de primerísima calidad y eficacia, no es posible y lo digo como anécdota que tardemos dos años en conseguir un fechador y estemos fechando con dos años de retraso.

Sr. Gerente usted cree que se solucionará el problema del hospital con la eliminación de unos cuantos auxiliares de control  ¿o es que es el principio de la privatización del los servicios no asistenciales?

En cualquier caso quedo a su entera disposición.

Madrid, febrero de 2014
Fdo: José Angel Gómez-Chamorro Torres
Trabaja en el departamento de información de urgencias del Hospital Gregorio Marañòn