jueves, 24 de abril de 2014

En partipación no hay sopas de siglas, hay diversidad de opinión y grupos de alianzas en ideas.


Quiero comenzar por agradecer el ofrecimiento de alcoverde.blogspot.com.es de participación en su círculo de reflexión, y como lo mas reciente que tengo a mi mano es mi participación en el acto promovido por Impulso Participativo en Alcobendas el lunes, me gustaría tener la ocasión de compartir con vosotros mis reacciones a ésta.
.....(no esvia nuestra compañera Hontanares)
Resulta bien satisfactorio en primer lugar que un Ayuntamiento preste sus espacios para un acto de promoción de la participación política ciudadana. Cuando los gobiernos están en el poder a veces se apropian de los espacios, sin acordarse de que son sostenidos con presupuestos ciudadanos. El hecho de que el lugar se llame Casa de las Asociaciones es una felicitación al pueblo de Alcobendas. Asique desde alguien llegada de Arroyomolinos donde el Auditorio (bonito nombre ¿verdad?) siempre está ocupado cuando las asociaciones u otros partidos de la oposición quieren hacer uso, me causó mucha envidia. Supongo que en este aspecto también en Alcorcón estaría bien contar con los numerosos centros cívicos…
En segundo lugar mi sorpresa fue que la organización del acto pusiera en debate a los llamados pequeños y emergentes a parte de los consolidados (que al parecer iban a tener una convocatoria posterior). Creo que el verdadero impulso participativo hubiera sido el de conseguir que unos y otros pudiéramos entrar en diálogo, ya que esta modalidad de separación (y ocultamiento) ya la realizan de por sí los diferentes mas media a diario. Pero en esto, quién sabe si aquello de Rajoy de no voy a hablar con pequeños era una orden, y dado mi metro y medio…
Pero en esto quiero detenerme porque es muy importante. En  realidad, yo este día me sentí grande, porque quien hace grande a un candidato político, y en este momento yo lo soy a las próximas elecciones, son sus votantes. No es nada fácil que un lunes por la tarde 70 ciudadanos se reúnan para hablar de elecciones europeas durante dos horas. Que estos ciudadanos te digan que eres lo que están esperando para salir de esta crisis;  que esperan que el movimiento ciudadano que un día tras otro inunda las calles para clamar justicia social y participación se transforme en alternativa política y que vienen porque lo esperaban de los pequeños, nos hace grandes.
También nos dijeron que están frustrados porque no seamos uno fuerte en vez de tres ese día en la mesa. Porque no nos pongamos de acuerdo en mínimos, y aquí es donde comienza mi reflexión acerca de lo que está ocurriendo, y mi reflexión acerca de que no es necesario impacientarse porque vamos despacio porque vamos lejos, que decíamos en las calles. Para poder de verdad participar cualquiera que lo haya intentado…de verdad, insisto, sabe que hay que ir a distintos ritmos para integrar a todos con sus sensibilidades, sus capacidades y sus ideas. Pero sobre todo hay que creer en ello. Por eso esta participación que está surgiendo es real.
Que todos estamos de acuerdo con que el actual modelo no nos gusta es claro. Este es el clamor de la calle. Construir alternativas en contra de los grandes poderes económicos que sean factibles y poderosas es otra cosa. Muchos hemos salido de un espacio de votantes, para ponernos a ello. Cada cual ha pensado de qué manera podría ser mas efectivo, ya que la ley D´Hont a ninguno se nos escapa que lejos de conseguir estabilidad lo que es perfecta es para el sometimiento…no creo que tenga que detenerme en esto ¿no?
Fue maravilloso lo que allí pasó. Os invito a que acudáis a ese segundo acto de los grandes. No oiréis cuestionar los temas sagrados de Europa como con los que llaman pequeños se hizo:
1.       Los procesos constituyentes y la falta de democracia de las instituciones europeas que queremos cambiar.
2.       El cuestionamiento de si hay o no que salir del euro.
3.       Cómo incluir a la ciudadanía no solo en el voto sino en la elaboración de legislación.
4.       El cuestionamiento de la deuda ilegítima, odiosa y su auditoria y renegociación o hacer frente al impago.
5.       La salida de la OTAN y las relaciones con el mundo rural o con la emigración.
6.       La esencia de la Unión Europea como espacio para huir o para construir, en este momento tomado por la Troika y los lobbys de poder, y cómo enfrentarnos a ello.
Pero lo que yo considero más importante, todos los de la mesa sabíamos que mientras no se inviertan los escenarios y el público en su conjunto esté arriba y los demás comencemos desde abajo no habrá cambio posible. Y esto es lo que nos implica a todos. Hay que entrar en los debates, y hay que pensar cómo llevar estas reflexiones a los afectados, para que puedan incluirse.
Los círculos, las Asambleas abiertas, las primarias abiertas, la incorporación de figuras relevantes y conocidas como apoyo a las candidaturas…un arcoíris de propuestas a las que sumarse para construir la alternativa desde la diversidad. Desde donde convencer a ese 50% que parece haber desistido a luchar contra lo que cree invencible a reaccionar. Desde donde convercer a sumarse. A esa otra gran mayoría a la que se les engañó con el voto útil durante tanto tiempo… en contra de sus intereses. A esa ciudadanía que poco a poco despierta y se recococe a sí misma útil, y capaz, y que va a construir con otros las alternativas que claman en la calle, para desde la diversidad construir un programa para el 99% de la humanidad, donde la justicia social sea el pilar, y  que no manipule el 1% .
Y como ciudadana que me he acercado a EQUO desde hace unos meses, yo quiero animaros a participar en esta propuesta. Porque he visto elaborar un programa entre todos. Darse los medios para que muchos mas puedan hacerlo, porque cuando pasen las elecciones se necesitan ciudadanos que apoyen a los candidatos de la coalición PRIMAVERA EUROPEA que salgan elegidos a llevar adelante el programa, en el que las Iniciativas legislativas nos brindan una oportunidad para construir desde abajo, en la que poder preguntarles qué pasa en el Parlamento Europeo con nuestros asuntos y decirles cómo queremos que sean las cuestiones y construir las alternativas con ellos. Y para ello tenéis un grupo en Alcorcón en el que plantear cómo soñais que sea. Porque los sueños son los que nos conducen a las ideas y sólo las ideas impulsarán los cambios, y no soy yo el que inventó la lluvia de ideas, pero no hay organización que se precie que no la utilice, porque bien es sabido que la diversidad es donde se crea la solución más acertada y completa.

¡Hasta la próxima! 

sé EQUOlogico