lunes, 9 de junio de 2014

La Alianza alternativa de Madrid

Por Iván Pérez Marinas, de EQUO Madrid. Enlace a artículo original.

Madrid se encuentra en un hito histórico, en una bifurcación clave hacia dos destinos. La ciudadanía madrileña debe poder elegir en mayo de 2015 entre estas dos opciones:

- una deriva ultracapitalista y antisocial, encarnada políticamente hoy por el actual gobierno del PP pero que también será secundada por UPyD y la cúpula dirigente del PSOE.
- una Alianza ciudadana en defensa de los servicios públicos, el empleo digno para tod@s, la distribución de la riqueza, el cumplimiento de los derechos, la soberanía alimentaria, la soberanía energética, la democracia real, y la calidad de vida mediante la sostenibilidad medioambiental.

La primera opción ya está materializada desde hace muchos años y la conocemos muy bien porque tod@s la padecemos de una u otra manera: en nuestro entorno y en nosotr@s mism@s. Por lo tanto, no hace falta que incida más en detalles sobre ella.

Sin embargo, la oportunidad de librarnos de ella, la alternativa, aún no está constituida; pero hay tiempo de sobra para conformarla en los próximos meses. Necesitamos que las personas que creemos en una sociedad mejor, justa y equánime, empecemos a dialogar en espacios abiertos estables para que, sin prisa pero sin pausa, establezcamos los mimbres de esta Alianza. La Alianza política de la sociedad civil debe estar conformada individuo a individuo, pero también por colectivos organizados que sean solidarios con esta alternativa: movimientos y plataformas sociales (mareas, PAH), asambleas populares (15-M, DRY) y partidos políticos. Entre estos propongo, al menos, los siguientes por su verdadero interés en este objetivo: Podemos, EQUO, Partido X, PUM+J, PACMA, Confederación Pirata, Alternativa Republicana, Democracia Participativa, Demos +, partidos locales, e incluso ciertos sectores y corrientes de IU y PSOE.

Habrá que trabajar mucho para alcanzar un punto de encuentro entre tantas personas y tantos colectivos, pero está comprobado que, si se quiere, se puede. Demos ocasión al consenso. Asimismo, para esta Alianza política veo factible un fácil entendimiento si partimos de las dos siguientes premisas: programa abierto conjunto y primarias abiertas conjuntas.

Es nuestra oportunidad, ¡aprovechémosla! Ahora es el momento.