sábado, 5 de julio de 2014

CUANDO AMAIUR Y EL PP CUENTAN SUS MUERTOS

Si algo resulta repugnante en el "y tú más" es el contar muertos.
Se estaba hablando en el parlamento del procedimiento para la abdicación, y salió el tema: AMAIUR relató con energía el número de muertos, de perseguidos, de torturados por un terrorismo de estado, y me espantó escucharlo, porque era verdad; desde el PP se le replicó que olvidaba el número de muertos por el terrorismo de ETA, y me espantó, porque también era verdad. Y me espantó sobre todo que ninguno de los dos reconociera la verdad del otro y la abominación de los propios crímenes. Porque un crimen es un crimen, y los grandes crímenes no justifican los más pequeños ( si es que se puede hablar de crimen pequeño). Un muerto, un solo muerto, vale igual que un millón, y en ningún caso puede estar justificado. Justificar el derecho de quitar la vida a otra persona nunca es admisible, porque si aceptamos una justificación, una sola, abrimos la brecha para justificar el millón de muertos. ¡Cuántas causas para quitar la vida se han cantado a lo largo y ancho de la historia! Y ni una sola vale la vida de una persona.

Y lo mismo ocurre con otros muchos comportamientos que se justifican con el "y tú más": los grandes fraudes no justifican los pequeños, los grandes abusos no justifican los menores...
Ya es hora de que ante aquello que criticamos y condenamos nuestra respuesta sea "pues yo no, y aunque me quede sola, me salgo del modelo..."