viernes, 26 de junio de 2015

Los tres candidatos de las primarias de Equo defienden la unidad para las generales


EQUO
Los tres candidatos de la primarias de Equo para las elecciones generales. De izquierda a derecha, Rosa Martínez, Juan López de Uralde y Ramón Claver. / Equo
Miguel Muñoz (cuarto poder) Hoy termina el plazo de votación para las elecciones primarias de Equo. El partido ecologista decide quién será su cabeza de lista para las elecciones generales en medio de un debate sobre la confluencia y la unidad popular en el que están muy presentes. De hecho, han participado activamente en las principales candidaturas municipales que triunfaron en las pasadas elecciones. Su balance general es positivo, con 104 concejales en todo el Estado y 4 diputados autonómicos. El censo de votantes es de 20.261 personas, entre afiliados, simpatizantes e inscritas para participar en este proceso abierto. Desde el pasado martes tienen que elegir entre tres nombres: Juan López de Uralde, Rosa Martínez y Ramón Claver. Los tres aspiran a ser la cara visible de Equo en un escenario todavía incierto pero en el que coinciden en la necesidad de crear una candidatura de confluencia. cuartopoder.es ha conversado con los tres candidatos. Explican su perfil, propuestas y hacen balance del papel realizado por su formación hasta el momento.
Juan López de Uralde (San Sebastían, 1963) repite en las primarias. Se presentó en 2011 y fue el cabeza de lista en las elecciones de noviembre, aunque no consiguió entrar en el Congreso. Es coportavoz actual de la formación y fue uno de los fundadores. Ha participado como activista en diferentes colectivos ambientalistas, destacando Greenpeace, donde fue director durante diez años. Afirma que vuelve a dar este paso “como culminación del trabajo realizado desde hace 5 años para construir Equo” y “mirando al futuro viendo la corriente de cambio que estamos empujando”. Reivindica que el partido es una opción política “democrática, horizontal y transparente”. Pone en valor sus “30 años de activismo social y ecologista” y propone un modelo de liderazgo “basado en el diálogo y la humildad”. “Quiero aportar mi trayectoria, energía, optimismo y empuje en este momento de cambio, para que EQUO sea un actor relevante en el mismo”, destaca.
Sobre las elecciones generales se muestra partidario de una candidatura de confluencia. “Creo que es lo mejor para Equo y la ciudadanía porque estamos en un momento de sumar. Creo que los ciudadanos lo están reclamando de nosotros. Desde mi punto de vista esa candidatura debería ser lo más amplia e integradora posible. Es en lo que tenemos que trabajar. Hay dificultades y son de sobra conocidas. Las llevamos debatiendo algunas semanas, pero tenemos que hacer un esfuerzo todas las fuerzas para intentar sortearlas y tratar de alcanzar una candidatura unitaria”, explica.
“Equo ha jugado un papel de una relevancia superior a su peso electoral”, destaca al hacer balance sobre las municipales y autonómicas. “En algunas candidaturas el trabajo de Equo ha sido clave, actuando un poco como pegamento verde tratando de que todo el mundo estuviera ahí. Nunca antes en la historia del ecologismo político en España se había conseguido una presencia en tantos ayuntamientos y capitales”, dice mostrándose satisfecho con los resultados cualitativos.
Rosa Martínez (León, 1975) es Licenciada en Ciencias Políticas y actual coportavoz de Equo. Durante los últimos años ha coordinado proyectos educativos en la asociación científica Aranzadi. Fue cabeza de lista por Vizcaya en las elecciones autonómicas de Euskadi en 2012. Se presenta por “el compromiso con el proyecto” y con la importancia de que haya mujeres en la primera línea política. También destaca lo relevante de que exista debate y alternativa en este proceso de primarias. “Toca sumar y contribuir al cambio que se está generando en la sociedad”, añade. Sobre las diferencias con las otras dos candidaturas dice que “se trata de estilos, de matices y de formas de comunicar”, mientras transmite la necesidad de construir de forma colectiva. “El objetivo es aspirar a convertirnos en un referente social y mediático, no se trata sólo de entrar en el Congreso”, comenta.
Respecto a las generales, señala que lo ideal sería intentar extrapolar el modelo de Ahora Madrid, Barcelona en Comú o Marea Atlántica. “Los partidos y la sociedad civil han creado unos nuevos espacios políticos donde todo el mundo suma y cuenta y aporta. Las formas en las que construyamos esta candidatura son importantes, se trata de ir más allá de las formas tradicionales. Aunque quede poco tiempo, con las experiencias aprendidas creo que sería nuestra línea de trabajo para crear espacios en los que todos tengamos algo que decir”, señala.
Sobre la aportación de Equo en el último proceso electoral destaca que han tenido “un papel muy relevante” y menciona el concepto “pegamento verde”. Han aportado en las formas, comenta, con “cosas que llevamos haciendo desde 2011 y que la sociedad pide a gritos como las primarias, participación, horizontalidad o paridad”. También destaca el desarrollo programático y la inclusión de elementos fundamentales como la transformación del modelo, eficiencia energética, desarrollo sostenible, gestión de las ciudades o creación de empleo verde.
Ramón Claver (Puente la Reina de Jaca, Huesca, 1959) es ingeniero agrónomo especializado en economía agraria. Ha trabajado en la Administración Pública, aunque la mayor parte de su vida la ha dedicado a una explotación agraria familiar. Su objetivo es “conseguir un buen resultado en las primarias para poder abrir un debate en Equo sobre alguna soluciones técnicas a los problemas de la crisis”. Destaca el asunto de la deuda pública: “Bastaría con financiarla a través de banca pública. La deuda sería un activo público y no habría un problema real. Estos temas parecen estar marginados de la política por unas líneas rojas invisibles. Me gustaría ver el problema desde dentro y tratar de encontrar las soluciones para desbloquearlo”, destaca.
Sobre las próximas elecciones generales señala que existen dos modelos económicos sobre el tablero. Por un lado, el “neoliberalismo, donde se alinean los partidos políticos abiertamente sumisos a los dictados de la troika, incluido el PSOE”. Por otro, la “socialdemocracia, un modelo constitucional con un Estado fuerte capaz de defender los derechos sociales”. “En este segundo bloque estamos, aunque con muy diversos matices, los partidos llamados a confluir”, destaca. “Dada nuestra debilidad y la similitud de los programas la mejor opción sería una confluencia de todo el bloque socialdemócrata (Equo, IU, Podemos, etc). Desgraciadamente conozco bien, por la experiencia local en la que he participado, las dificultades que eso entraña”, apunta.
En su balance del papel de Equo en las pasadas elecciones reconoce la gran mejora en el número de concejales y diputados. En cualquier caso, es partidario de hacer autocrítica y “redoblar el esfuerzo en renovar las ideas para llegar a un sector social más amplio”. “Tenemos que aspirar a ese 15% de electorado verde que tenemos en otros países de Europa. Yo creo que no es difícil lograrlo si tenemos en cuenta que en España hay un 40% de votantes buscando un partido político que represente de modo coherente sus aspiraciones y todavía no lo han encontrado”, añade.sé EQUOlogico