viernes, 2 de diciembre de 2011

Tres partidos damnificados por la ley electoral reclaman una norma más justa

Equo, Por un Mundo más Justo y Escaños en Blanco presentan 'Otra Ley Electoral es Posible'


Representantes de Equo, Por un Mundo Más Justo y Escaños en Blanco. / KOTE RODRIGO (EFE)

Tres partidos que se han visto perjudicados por la reforma de la Ley Electoral del pasado enero han reclamado en una comparecencia conjunta una norma más justa. Equo, Por un Mundo más Justo y Escaños en Blanco han presentado el manifiesto Otra Ley Electoral es Posible, que denuncia que la norma "coarta el pluralismo político y limita la democracia".
La modificación de la ley, "en lugar de apostar por una ley más justa, supuso un paso más en el objetivo de blindar las instituciones para impedir que ninguna organización que no esté ya representada pueda entrar en ellas", critican Juan López de Uralde (Equo), Ramiro Viñuales (Por un Mundo más Justo) y Sebastiá Llorach (Escaños en Blanco).
Los firmantes del manifiesto destacan las "enormes situaciones de desigualdad" entre los distintos partidos que genera la ley, y que a su entender "coartan el derecho de la ciudadanía a estar informada sobre las diferentes opciones políticas". La reforma, como señalan, no contó "con la oposición firme de ninguna fuerza política presente en el Parlamento".
Entre los elementos que más les perjudican, además del reparto de escaños que establece el sistema D'Hont, destacan la obligación de recoger avales para los partidos que se presentan a las elecciones por primera vez o el acceso y distribución de espacios publicitarios gratuitos en campaña en los medios de comunicación públicos y privados.
Equo, Por un Mundo más Justo y Escaños en Blanco denuncian también que los ciudadanos han sufragado los gastos de las campañas electorales de los grandes partidos, que han ascendido a casi 42 millones de euros. Aseguran, además, que el PP recibirá más de 32 millones de euros de subvención pública, el PSOE, 18 millones, IU nueve millones y UPyD casi ocho millones si forma grupo parlamentario, mientras ellos, que no han conseguido representación, "permanecen en el más absoluto olvido" y "no reciben ningún recurso por los votos obtenidos".