lunes, 25 de enero de 2016

El agua, un derecho humano: defensa del carácter público del Canal Isabel II.

      Ayer Inmaculada Torres, Concejala por EQUO en Ganar Alcorcón, presentó una Moción en defensa del carácter público del Canal de Isable II en el Pleno del Ayuntamiento de Alcorcón, demostrando una vez más que la ecología política está radicalmente ligada a los derechos humanos fundamentales. Desde esta página, la felicitamos y felicitamos a Ganar Alcorcón por su aportación a una alternativa política y por la aprobación de dicha Moción. Os copiamos su contenido.



DEFENSA MOCIÓN CANAL ISABEL II. PM 25 enero 2016, Alcorcón.

Esta propuesta responde a la voluntad de la ciudadanía organizada a través de los movimientos sociales, que llevan años luchando por el carácter público del Canal de Isabel II y por la calidad del servicio que presta, y que están representados por la Plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II y la Marea Azul.

Por su parte, los ayuntamientos, por ser los titulares de los servicios del ciclo integral del agua, por su representatividad y por su fuerza institucional deben ponerse del lado del movimiento ciudadano en esta reivindicación de la recuperación de la gestión pública en el Canal y en la implantación del derecho humano al agua.

Esta iniciativa, en términos similares, ha sido aprobada ya en Madrid, Móstoles, Fuenlabrada, San Sebastián de los Reyes, Rivas Vaciamadrid, Pinto y Valdemoro, que representan a una población de unos cuatro millones de personas.

En la moción que presenta GA se insta al Gobierno de la Comunidad de Madrid a:

- Paralizar definitivamente el proceso de privatización del Canal de Isabel II y el retorno a la fórmula jurídica de entidad de derecho público, con eficacia demostrada durante muchos años. Sus actividades deben realizarse desde la gestión pública sin ánimo de lucro, como un servicio de interés general.

- Presentar un proyecto de Ley que establezca un nuevo modelo de gestión del ciclo integral del agua en la Comunidad de Madrid, basado en una gestión pública cien, de carácter no mercantil, sin ánimo de lucro, transparente, sostenible, participativa, respetuosa con las competencias municipales, en la que los ayuntamientos puedan incidir en las decisiones y vinculada al derecho humano al agua. Deben garantizarse mecanismos de rendición de cuentas, garantizando el acceso a la información por parte de la ciudadanía. En este sentido, debe darse la máxima importancia a la participación ciudadana en el control de la gestión del Canal de Isabel II, a través de un Observatorio del Agua, que controle y evalúe la gestión.

- Hacer efectivo el derecho humano al agua, mediante el desarrollo normativo en su ámbito competencial a dicho derecho.

- Garantizar el acceso a una dotación mínima para cada ciudadano y ciudadana, así como imposibilitar el corte de suministro de agua en caso de impagos justificados.

Invitamos al resto de grupos a apoyar esta iniciativa, que cuenta con un inquebrantable consenso social y que responde a las demandas de  miles de ciudadanos madrileños que desde hace varios años vienen luchando por un Canal público 100%, transparente y participativo.


Se está reduciendo la inversión (con el consecuente riesgo para las etapas del ciclo integral: captación, potabilización, suministro, saneamiento, depuración) y precarizando los puestos de trabajo para aumentar los beneficios y hacer la SA atractiva para el capital privado.

El Ayuntamiento no se puede amparar en lo que está haciendo supuestamente el Gobierno de la Comunidad y debe tomar medidas desde su propio ámbito.