miércoles, 25 de enero de 2017

EQUO en contra de la irresponsable reapertura de Garoña

sé EQUOlogico

Los partidos políticos Equo y En Comu Podem presentaron la pasada semana una proposición No de ley para programar el cierre progresivo de las centrales nucleares durante los próximos años (entre 2020 y 2024) a medida que acaben las concesiones de explotación.

Cuando una central nuclear es proyectada tiene un determinado tiempo de explotación. Esto es, sin ambages, por los graves riesgos que conlleva operar una central de este tipo que no esté en condiciones óptimas debido al paso de los años. 

Durante el último par de semanas el país vive una crisis energética: no porque en invierno haga frío, faltaría más, si no por el precio abusivo de la electricidad. En este contexto en el que un gobierno atado de pies y manos (gustosamente) por las grandes eléctricas no sabe qué hacer para que este precio baje, el mero hecho de plantearse cerrar centrales nucleares les hace entrar en pánico. Por sus cabezas, sobra decirlo, en ningún momento pasa la inversión en renovables y autoconsumo acompañada de la desinversión en fósiles y nuclear.


El Consejo de Seguridad Nuclear, órgano que debiera ser independiente y velara por lo que su nombre indica, lleva un largo historial de connivencias con el gobierno: desde la localización del ATC  (almacén de residuos nucleares) hasta que hace dos días ha avalado la reapertura de Garoña.

Se abren interrogantes en una de las letras de su acrónimo.